sábado, 17 de septiembre de 2011

BLAKE

Unas extrañas sensaciones recorrían todo mi cuerpo, como cadenas invisibles que me ataban a una superficie mullida. De repente mis ojos se entreabrían poco a poco al cabo de una milésima de segundo se abrieron de una vez, no logre visualizar nada ya que todo estaba a oscuras; entonces estire mi brazo rompiendo las cadenas de sensaciones frías y le di al antiguo interruptor que encendió la bombilla creando una tímida luz que iluminaba la habitación decorada con muebles antiguos pero con la esencia de la moda vintage y moderna, en realidad ningún mueble tenia más de 10 años. De un salto salte de la cama con sigilo abrí la gran puerta de madera maciza, no quería que sonase los molestos chirrido de las bisagras, por suerte no ocurrió, salí al largo pasillo, lo recorrí hasta llegar al descansillo de la escalera, todo estaba oscuro no quería que nadie notara mi presencia, de repente mis pies sintieron el frió escalón de mármol y así uno tras otro hasta llegar la moqueta de la primera planta y con ella el calor para la planta de mis pies, entonces visualice que alguien se encontraba en la cocina. Rápidamente me arrime a la pared para que la misteriosa persona no me viera, me acerque hasta la puerta colindante a la cocina y visualice a… Blake

Allí estaba como si el tiempo no hubiese pasado por su piel, ningún signo de cambio en su rostro, nada solo comía nutella a cucharadas sentado en la encimera como hacía de costumbre, lo estuve observando durante 10 minutos, hasta que me decidí a entrar en escena...


"10 Seconds Of Freedom"

1 comentario:

  1. jijiji yo también tomo nutella a cucharadas de vez en cuando

    ResponderEliminar